..Notas

DUELO DE LOS PADRES ADOPTIVOS
La infertilidad es una experiencia que implica
mzltiples pirdidas para cada uno de los miembros de la
pareja. Patricia I. Johnston (1992) seqala que las
areas de pirdidas mas significativas son:

1.- Pirdida del control de mzltiples aspectos de la
vida.- El sentimiento mas claro e inmediato vivido por
las personas que experimentan infertilidad es la
pirdida del control sobre numerosos aspectos de su
vida. Tratar la infertilidad demanda a las parejas que
pierdan mas control. Por ejemplo: control de su
privacia sexual y espontaneidad, en lo referente al
aspecto midico (muestras de semen, fecha de tener
relaciones sexuales, etc.)., control de su tiempo, de
sus decisiones, etc.

2.- Pirdida de la continuidad genitica enlazando el
pasado y el futuro.- Infertilidad significa la pirdida
de la continuidad genitica individual, de la
expectativa que los genes de la familia continzen
hacia un pasado promisorio.

3.- Pirdida de poder combinar la pareja con la que se
comparte la vida y la concepcisn de un hijo - los
sueqos acerca de convertirse en padres incluye la
expectativa de concebir un hijo. Al elegir a la pareja
con quien se quiere compartir la vida, se fantasea un
poco el csmo van a ser los hijos, los cuales
representan las virtudes de ambos miembros de la
pareja al igual que sus defectos, al mismo tiempo
representa para muchos un tipo de vinculacisn final
entre los miembros de la pareja. Cuando una parte de
la pareja da sus genes al compaqero para mezclarlos,
ofrece su parte mas vulnerable e mntima, asm como el
sentido mas valioso de sm mismo, un regalo que quizas
es el mas preciado que se puede ofrecer.

4.- Pirdida de la satisfaccisn fmsica del embarazo y
el nacimiento.- A pesar de que mucha gente ve la
pirdida del embarazo como algo que pertenece
exclusivamente a la mujer, esto no es cierto. Aunque
los cambios fmsicos y el reto del embarazo y el
nacimiento son experimentados por la mujer, dando como
resultado un hijo, en realidad es el ritual final del
paso de ambos, tanto mujer como hombre, de convertirse
en adultos. La habilidad fmsica de embarazar a una
mujer y de cargar en el vientre y dar a luz un hijo
representa la expresisn zltima de feminidad y
masculinidad, los cuerpos responden para lo que se les
ha construido.

5.- Pirdida de la gratificacisn emocional del embarazo
y el nacimiento.- este grupo de gratificaciones
emocionales consiste en compartir el embarazo,
preparar el nacimiento del bebi, la experiencia de
alimentar al bebi con la propia leche, (que a veces no
es posible), etc.

6.- Pirdida de la oportunidad de ser padres
biolsgicos.- El ser padres es el objetivo de
desarrollo de la mayorma de los adultos. Eric Erickson
(Johnstons, 1992) ha identificado una serie de
acontecimientos humanos los cuales son un apoyo para
lograr el desarrollo a travis de toda la vida. En la
adultez, el objetivo principal es regeneratividad y
paternidad. El ser infirtiles, en el fondo, amenaza la
habilidad que se tiene para lograr esos objetivos, por
lo que para muchos representa un acontecimiento
devastador.

7.- Pirdida de proporcionarle a los abuelos un nieto
consangumneo.

8.- Pirdida de pertenecer al grupo de amigos de edad
semejante debido a la edad de los niqos, ya que cuando
se decide por otra alternativa de formar una familia,
han pasado varios aqos.

Las pirdidas debido a la infertilidad se repiten
constantemente. Los resultados de ista pasan
inadvertidos e insensibles por la mayorma de las
personas que estan cerca y alrededor de la pareja, y
totalmente invisible para aquellos que no son mntimos.
El cuerpo es un recordatorio constante para la pareja
de que han fallado, tienen que vivir siempre con
ese cuerpo, y cada mes vuelven a recordar la pirdida y
la propia incapacidad.

Cuando un amigo tiene un nuevo bebi, cada hermano que
tiene un niqo, cada cara sonriente en la tienda o en
la calle, cada persona embarazada, son recordatorios
constantes de algo que ellos no pueden tener.

Alguno o ambos miembros de la pareja pueden sentirse
incsmodos con la presencia de un niqo, y pueden
mostrarse irritados con iste. Esto los puede llevar a
probarse a ellos mismos y a su pareja que de todas
formas no serman buenos padres.

Cuando los padres adoptan a niqos mas grandes, pierden
los primeros aqos del desarrollo del hijo. Tambiin
perdieron la posibilidad de protegerlo del dolor
temprano de abuso y negligencia.

Cuando la pareja decide tener un hijo con un mitodo
alternativo y no logra resolver la pirdida de una
manera sana, puede tener un efecto domins en como
manejan en un futuro los asuntos referentes a los
hijos. Esto puede tener los siguientes efectos:
- Daqar la habilidad de los padres para reconocer el
dolor asociado con asuntos de adopcisn u otro mitodo
alternativo y ofrecer soporte a travis de ese dolor.
- Forzar a los padres a auto-protegerse, y esto los va
a inhibir de formar vmnculos emocionales fuertes con
el niqo.
- Causar que los padres proyecten temores y creencias
del pasado en momentos y relaciones actuales. (Keefer,
2000)

Para poder resolver esas pirdidas de una manera sana,
la pareja debe vivir el duelo respectivo.

Para mencionar las etapas del proceso de duelo por las
que atraviesan las parejas diagnosticadas con
infertilidad, he tomado los procesos mencionados por
dos autores: Elinor Rosenberg (1992) y Ma. Inis
Girault (2000), y los planteo en base a mi
experiencia profesional con padres adoptivos.

Las etapas son:

1.- Shock
Las parejas al enterarse o darse cuenta que tienen un
problema de infertilidad se pueden quedar en shock.
Nunca lo imaginaron, y como no lo toleran, se presenta
una fase de negacisn. Pueden llegar a utilizar sus
mecanismos de defensa en un intento de negar la
realidad dolorosa que esta emergiendo, por ejemplo
racionalizando, evitando y continuando en bzsqueda de
una manera de salir de esto a travis de excusas:
deciden que el problema es que han trabajo mucho,
necesitan vacaciones para poder tener sexo productivo,
etc., la infertilidad no les puede estar sucediendo a
ellos, es temporal y seguramente se va a resolver en
un tiempo.


2.- Enojo
El enojo es probablemente la respuesta mas comzn a
cualquier situacisn en que la persona se siente
tratada injustamente, humillada, desechada o
fracasada. La infertilidad causa todos
estos sentimientos. Algunas parejas infirtiles se
sienten incomprendidas, la infertilidad es injusta y
sus cuerpos y mentes pueden sentirse humillados por
los interminables estudios, tratamientos y estris
emocional, asm que tarde o temprano el enojo puede
aparecer como una respuesta a todas las circunstancias
desagradables.

El primer enojo que se experimenta es cuando se dice
?Por qui yo?, todos pueden y yo no. ?Qui hice que
otros no han hecho?
Despuis el enojo se dirige del yo al tz. ?Por qui a
ti? Y en la pareja esto puede volverse un problema al
atacarse mutuamente. La ira y el enojo se vierten
hacia el csnyuge. La presisn psicolsgica en estos
momentos es grande a travis de reproches al otro o
echandole la culpa de todo. Esto puede traer
dificultades de comunicacisn, resentimiento, enojo,
especialmente si existe un diagnsstico de que uno de
los dos tiene un problema que impide el embarazo.

A veces Dios es el destinatario del enojo. En este
caso las parejas se sienten abandonadas por Il e
ignorados en sus plegarias, sienten que Dios los
castiga por algo malo que hicieron.

3.- Negociacisn
La persona pierde el control de la situacisn y
generalmente trata de hacer lo que sea para
recuperar el control. La negociacisn es un arreglo que
ante la desesperacisn, se hace con Dios o consigo
mismo: se prometen cosas o se hacen mandas.
Tristemente cuando mas negocia una persona, mas pierde
el control y siente mas soledad.

4.- Desesperanza
En este largo camino de la infertilidad, la pareja
comienza a sentirse abandonada, desesperanzada,
desesperada y desolada. Piensa que no existen opciones
viables o positivas a su problema.

El tiempo no ayuda y caen en un estado de
desesperanza. La esperanza realista es abandonada, en
su lugar, hay dolor, depresisn e impotencia. Reconocen
que han fallado en lo que consideran una funcisn
esencial en su vida. Sentimientos de ser inadecuado,
culpa y acusacisn suelen emerger. Es de naturaleza
humana sustituir la culpa con acusacisn, intentando no
sentirse responsable. La culpa es dirigida a veces a
la pareja, al doctor, o al mundo en general. La
seguridad en uno mismo en su sentido de masculinidad o
feminidad se siente amenazada, la actividad normal es
interrumpida, y es difmcil continuar con la rutina.
Las diferencias individuales en el curso de este
proceso pueden afectar la relacisn matrimonial,
dejando a cada miembro de la pareja azn mas solo en su
lucha.

Este sentimiento puede retrasar la recuperacisn, ya
que muchas veces se recurre interminablemente al
pasado y hay hechos que se cuestionan. A pesar de que
los tratamientos para la infertilidad no pueden curar
estos sentimientos, las parejas deben hablar de ellos
para aprender a manejarlos y seguir adelante hacia la
siguiente etapa.


5.- Aceptacisn
Una vez que la pareja se ha rendido a la desesperacisn
de su duelo, puede comenzar a salir de el. Cuando han
llorando bastantes lagrimas, sentido suficiente rabia,
se han sacudido emocionalmente tanto uno como la
pareja, cada uno puede comenzar a reorganizar y
aproximarse a la aceptacisn y resolucisn, y entonces
tambiin como pareja lo pueden hacer. Pueden renovar el
sentido positivo de ellos mismos a pesar de los
problemas reproductivos, reconociendo lo que tienen
para ofrecer a cada uno y a un niqo, y prepararse a
ellos mismos para las tareas que inesperadamente se
volvieron necesarias si quieren que su familia crezca
a travis de otras opciones.

El camino a esta aceptacisn, en tiempo y en
intensidad, varia de una pareja a otra, es diferente
entre hombres y mujeres, e incluye otros aspectos de
la pareja misma.

Aunque la dificultad reproductiva fuera identificada
en un miembro de la pareja, la aceptacisn es necesaria
en ambos. Se llega a vivir una etapa estresante en la
relacisn. Parte de este estris se debe a la parte no
hablada del problema.

Este momento es cuando la pareja ya no necesita
protegerse a sm mismas del dolor de la infertilidad.
La aceptacisn no significa que el problema
desaparezca, sino que se puede manejar y se hace de
una forma sana, tanto en lo individual como en pareja.
En la aceptacisn se puede hablar del problema aunque
sepan que duele, pero que pueden vivir con este dolor
al tratarlo adecuadamente. La pareja se adapta y
controla la situacisn. En este momento pueden ya tomar
una decisisn respecto al camino que seguiran.
(Girault, 2000, p.36)

6.- Las alternativas y la esperanza
La pareja comienza a vivir momentos de calma y es
cuando se puede comenzar a abrir las puertas a caminos
no pensados, ni planeados por ellos mismos, pero que
los invitan a continuar una vida feliz.
En esta etapa se pueden plantear distintas
alternativas de poder llegar a ser padres.

La pareja firtil de la persona infirtil, la mayorma de
las veces se ve asm misma como infirtil, ya que vive
el duelo de la pirdida de sus sueqos y expectativas.
Azn cuando reconozca que tiene la opcisn de vivir su
fertilidad con una pareja reproductiva distinta (por
ejemplo donador), debe trabajar sus pirdidas,
reconociendo que esta eligiendo una opcisn que va a
impedirle perder continuidad genitica, la
gratificacisn emocional y fmsica de la experiencia del
embarazo y de ser madre o padre, azn va a renunciar a
un sueqo de concebir juntos un hijo.

Hay parejas que ya tienen un hijo y no pueden tener
otro. En este caso el proceso de duelo y aceptacisn no
es mas sencillo. Algunas parejas pueden atenuar sus
sentimientos ya que han comprobado su fertilidad por
lo menos una vez. Sin embargo, el estris externo puede
ser mayor para estas parejas, ya que suelen vivir
desolacisn e incomprensisn por parte de los doctores,
familiares y amigos.

Los duelos no resueltos pueden afectar a varios
aspectos de sus vidas: fmsico, emocional, relacional y
espiritual.


ELENA ARBITMAN
arbitmane@yahoo.com

__________________________________________________



Adoptar Si.com © 200
1
Todos los derechos Reservados
info@adoptarsi.com


 

 

.